Ahí viene mayo con sus flores…

Ahora que  podemos salir a pasear, casi todas/os elegimos salir al campo. Estos días cientos de niñas y niños torrelodonenses recorren los caminos del municipio. Estos días cientos de ellas/os se habrán maravillado con la cantidad de flores que nacen en mayo. Entre nuestras queridas encinas (Quercus Ilex) y sus inseparables compañeras las jaras pringosas (Cistus ladanifer) aparecen flores de muchos colores que alegran el paisaje con sus colores, formas, brillo y tamaños.

amapolas

Algunas/os de ellas/os habrán pensado: “Esto esta lleno de mala hierba”. La mayoría ya sabe que no son malas sino más bien todo lo contrario. Todos/as os habréis fijado porque es imposible no contemplar su belleza.

Las hierbas y sus flores que nos acompañan en los paseos de mayo lejos de ser malas traen muchos beneficios a nuestros huertos, a nuestro pueblo y, en general, al planeta que habitamos:

  • Las hierbas y sus flores son refugio de mamíferos, aves, insectos y otros organismos. Así que son y atraen biodiversidad,
  • Las flores atraen polinizadores sin los cuales las plantas no tendrían frutos, esto lo lo saben bien las/os hortelanoas/os de los colegios.
  • Retienen la humedad del suelo.
  • Evitan la erosión y la pérdida de la capa fértil de la tierra.
  • Evitan la propagación de plagas.
  • Nutren la tierra.
  • Contribuyen a regular las temperaturas
  • Nos ofrecen medicina y alimento
  • Y son belleza e inspiración para el que pasea, para el que pinta, para el que escribe, para el que esculpe, para el que planta.

Los vegetales que nos dan de comer tienen un origen común, hace cientos de años fueron hierbas silvestres, que las personas hemos ido seleccionando y mejorando sus propiedades a nuestro gusto para obtener alimentos. Hoy a ninguno/a se nos ocurriría ir pisando tomateras o coliflores. Pero nuestros pies pasean sobre alimentos y medicinas sin saberlo

Hoy queríamos hablaros de dos flores que ya conocéis pero nos gustaría contaros algo más:

AMAPOLA (Papaver rhoeas): Esta planta de flor roja propia de la primavera no tiene desperdicio literalmente. Sus hojas se pueden comer en ensalada antes de la floración, sus pétalos secos en infusión se usan como relajante natural. Sus semillas que son pequeñas y oscuras se usan mucho en panadería y bollería porque tienen grandes propiedades, contienen muchos minerales como calcio, hierro y potasio imprescindibles para la salud.

DIENTE DE LEÓN (Taraxacum officinale): Esta planta de flor amarilla que recuerda a la melena del león y a la que casi todas/os hemos pedido un deseo soplando sus semillas esta primavera es la segunda planta que hemos elegido. Sus hojas y flores son comestibles en ensalada, de sabor amargo y tienen propiedades depurativas. Son además una de las preferidas de las abejas. En el huerto pueden usarse para elaborar preparados que sirven para regar las hojas de las plantas del huerto para prevenir el estrés en momentos de sequía.

 

Ahora ya conoces un poco más de estas flores que acompañan tus paseos, podríamos escribir libros y libros acerca de los alimentos silvestres.

Ahora ya sabes porque no es correcto llamar “malas hierbas” a las silvestres. Si investigaras sabrías que la gran mayoría se usa con fines medicinales o para la alimentación. Ya sabes que todas son importantes porque son parte de la biodiversidad del entorno y cumplen su función.

Te en cuenta que para recolectar flores y plantas tienes que asegurarte de identificar bien la planta, de no estar en un espacio protegido (en la mayoría está prohibida la recolección) e intentar no hacerlo cerca de caminos muy transitados. A menudo en los núcleos de población se usan herbicidas para el tratamiento de las “malas hierbas” que no son aptos para el consumo.

Hoy os queremos invitar a fotografiar alguna flor en vuestro paseo y hacer un dibujo de ella. Si conseguís identificarla, podéis buscar información acerca de sus usos tradicionales en internet o algún libro. Quizás podáis preguntar a vuestras/os abuelas/os. También podéis escribir a eva.lahuertaalcole@gmail.com mandando vuestras fotos y dibujos para ayudaros a identificarlas. Y también podéis usar lo que aprendáis para escribir vuestros cuentos de huerto que estamos esperando.

Y no os olvidéis de observar las flores de cerca. ¡Hay sorpresas!

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.